Guía para elegir plato de ducha

platos de ducha Krion

01/09/2022

Ya sea que vayas a realizar una reforma en tu baño, sustituyendo la bañera por un plato de ducha o que quieras modernizar tu antiguo plato; llega un día en que es necesario ponerse manos a la obra y elegir un buen plato de ducha. 

Sabemos que no siempre resulta fácil escoger el elemento adecuado para tu baño. Por eso, hemos elaborado esta guía para ayudarte a elegir tu plato de ducha. 

¿Cómo elegir el plato de ducha? 

Para escoger correctamente un plato de ducha, es fundamental que te fijes en determinadas características. Porque, aunque el tamaño y el apartado estético son dos elementos fundamentales para conseguir un diseño agradable en tu baño, hay otros aspectos igual de importantes que tener en cuenta durante la elección. Estos son nuestros principales consejos para elegir plato de ducha según las características:

elegir plato ducha

Flow Rock

  • Capacidad antideslizante

Uno de los principales puntos a tener en cuenta al elegir el plato de ducha es que el material tenga la cualidad de ser antideslizante. De este modo, no tendrás que utilizar molestas y antihigiénicas alfombras en tu plato de ducha. Por ello es importante escoger platos con certificación antideslizante, ya que en el baño es donde suelen ocurrir gran parte de los accidentes domésticos.

  • Material resistente y de calidad

La resistencia del material, tanto a golpes como a productos químicos, es sumamente importante en esta zona de la casa. Platos de ducha de materiales resistentes frente a cualquier contratiempo aportan valor a la hora de elegirlo.

  • Higiene

El plato de ducha debe garantizar unas condiciones de higiene óptimas. El hecho de que se haya fabricado de una solo pieza, sin juntas, en un material antibacteriano, con nula porosidad que evite que se generen gérmenes sobre él, será de gran ayuda. No solamente será más fácil limpiarlo. Además, te garantizará que no se desarrollarán microorganismos ni hongos en su superficie. 

  • Diseño

También es importante que el plato de ducha se adapte al estilo que has elegido para tu cuarto de baño ya que, si no se elige bien éste, la línea de diseño de la estancia puede romperse quedando un baño obsoleto y sin personalidad en muy poco tiempo. 

como elegir plato ducha

Slope

Tipos de plato de ducha 

El tamaño y la forma del plato de ducha son dos elementos fundamentales a tener en cuenta, según el tamaño y la forma de tu cuarto de baño. Veamos tres tipos de platos de ducha y en qué situaciones son la mejor opción. 

  1. Plato de ducha cuadrado. Los baños entre pequeños y medianos agradecen este tipo de plato de ducha. De este modo, se aprovecha al máximo el espacio, colocándolos en una esquina.
  2. Platos de ducha rectangulares. Son la opción perfecta para quienes quieren sustituir una bañera, o para quienes buscan un plato de ducha amplio en un cuarto de baño de proporciones apropiadas. Sin embargo, no son la mejor opción si tienes un cuarto de baño muy pequeño, ya que reducirán aún más el espacio disponible.
  3. Platos de ducha angulares. Los baños muy pequeños son mejor aprovechados cuando se instala un plato de ducha angular, con forma de esquina en la zona trasera y redondeada en la zona de delante. Es el más pequeño de todos, pero puede ser la opción ideal para un baño pequeño o un pequeño baño de invitados. 
  4. Que permitan instalar una mampara. Hay algunos tipos de platos que por su diseño y acabado no es posible instalar una mampara sobre su perfil, teniendo que recurrir a otro tipo de soluciones más incómodas.

Slope Cement Grafito

Al escoger el plato de ducha tener en cuenta las medidas y las opciones de personalización es clave para aprovechar al máximo las posibilidades del cuarto de baño. Sin duda, optimizar el espacio es la mejor forma de disfrutar de un baño práctico, agradable y visualmente amplio.

¿Cuánto mide el plato de ducha más pequeño?

En los baños donde el espacio es reducido, es vital elegir muy bien el tamaño del plato de ducha.

Si tienes un aseo al que quieres incorporar una ducha para tener un baño completo adicional, o si tu cuarto de baño es muy pequeño, te interesa escoger un plato de ducha de dimensiones reducidas.

De manera general, cuando hablamos del “plato de ducha más pequeño posible” nos solemos referir a unas medidas estándar de 70 x 70 centímetros. Estas son las dimensiones mínimas en las que se supone que puedes disfrutar de una ducha cómoda, sin que los brazos tropiecen constantemente con las paredes.

Sin embargo, 70 x 70 cm no siempre es la medida óptima para aprovechar bien el hueco disponible.

Imagina que tu cuarto de baño te permite tener un plato de ducha más largo, pero no tan ancho. Quizás el tamaño óptimo para aprovechar cada centímetro de tu cuarto de baño sea el de un plato de ducha de 67 x 83 cm.

En ese caso, personalizar es la opción más interesante. Así, puedes aprovechar de verdad cada centímetro de tu cuarto de baño, permitiendo que haya zonas de tránsito amplias sin renunciar a un plato de ducha cómodo y practicable.

¿Los platos de ducha de Krion Shell® se pueden cortar? Elige el mejor material

¿Te has preguntado alguna vez si es posible recortar un plato de ducha de Krion Shell® para adaptarlo totalmente a las necesidades de tamaño y forma de tu cuarto de baño? La respuesta es sí.

Todos los platos de ducha fabricados con el material Krion Shell® se pueden recortar y personalizar, para que se adapten a tus requerimientos de espacio.

Cortar el plato de ducha en casa

Para hacerlo, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional que disponga de las herramientas y los conocimientos necesarios, pero los pasos que debe dar el instalador para ello son los siguientes:

  1. Medir de manera muy minuciosa el espacio del que dispones para la instalación del plato de ducha. Si se trata de un espacio irregular, será importante medir también los recortes que son necesarios para que el plato de ducha encaje en él a la perfección.
  2. Marcar los cortes en la pieza del plato de ducha.
  3. Con la ayuda de una radial de disco de diamante, realizar los cortes que se han marcado, con mucho cuidado pero sin parar en ningún momento para evitar desperfectos. En este paso es importante asegurarse de respetar los límites de corte que marcamos desde fábrica para evitar cortar demasiado.
  4. Colocar el plato de ducha ya cortado en el hueco y fijarlo con los productos que te recomendamos.

Esta forma de cortar a medida el plato de ducha es posible gracias al material de fabricación de los platos de ducha Krion Shell®. Sin embargo, hay una manera mucho más sencilla de tener un plato de ducha con la medida personalizada, y es dejando que sean nuestros técnicos en fábrica quienes lo corten a medida.

Cortar el plato de ducha en fábrica

En fábrica, el corte será mucho más profesional y te aseguras de que el resultado sea totalmente estético. Nuestro proceso para cortar los platos de ducha Krion es el siguiente:

  1. El cliente nos indica las medidas y los cortes a realizar a la pieza original.
  2. Utilizando una radial de disco de diamante, realizamos los cortes que sean oportunos para que tu plato de ducha personalizado encaje en el hueco.
  3. En el canto que hemos cortado, aplicamos masilla para proteger y lijamos.
  4. Para que el resultado sea 100 % profesional, biselamos el canto y así ofrecemos un acabado más estético y seguro.

Sin lugar a dudas, tener un plato de ducha que se adapte como un guante al espacio del que dispones en tu cuarto de baño es una gran ventaja. Pero si el corte se hace de manera profesional, te aseguras de que el resultado estético sea el mejor.

¿Qué beneficios tienen los platos de ducha de Krion? 

Los platos de ducha Krion® Shell, así como los demás elementos para el baño de Krion, cuentan con una gran cantidad de beneficios. Pero, a continuación, nos centraremos en aquellas ventajas más evidentes y destacables para tu cuarto de baño. 

  • Resistencia. Los platos de ducha de Krion® Shell son resistentes a los golpes, a los cambios de temperatura, a la humedad de la zona del baño… Garantizando su durabilidad a lo largo de las décadas. 

  • Antideslizante. Los platos de ducha de Krion® Shell han obtenido las clasificaciones de clase II y clase III garantizan una mayor seguridad en el baño.

  • Personalización. En cuanto a tamaño, forma y colores, los platos de ducha de este material dan soluciones para cualquier tipo de diseño llegando a personalizar la estancia al máximo gracias a su amplia gama de colores y texturas. Además, permiten ajustarse en medida en obra, pudiendo instalarse sobre suelo o encastrado.

Flow Silk 

  • Facilidad de limpieza. Dada su prácticamente nula porosidad y sus capacidades antibacterianas, los platos de ducha de Krion® Shell son muy fáciles de limpiar y de mantener higienizados durante más tiempo. 

  • Facilidad de reparación. En caso de que el material sufriera algún daño, Krion® Shell es fácilmente reparable. Por lo que no sería necesario cambiar el plato de ducha, como ocurre con otros materiales. 

Line Grafite

  • Sostenible. El material Krion® Shell contiene en su composición total un mínimo del 5% de material PET reciclado, de este modo se contribuye al mantenimiento del medioambiente disminuyendo el uso de recursos.

Como has podido ver a lo largo del artículo, las posibilidades que ofrece un baño con elementos de la firma Krion son muchísimas. Un plato de ducha fabricado en este material es la elección ideal para cualquier tipo de cuarto de baño, incluso si quieres cambiar la bañera por un plato de ducha.


Compartir: