Krion® a fondo: Superficie bacteriostática

krion superficie bacteriostatica

12/09/2019

Seguimos conociendo un poco más el interior de Krion® y las propiedades físicas y técnicas que posee. En esta ocasión vamos a hablar sobre su carácter bacteriostático. Una propiedad especialmente importante para sectores healthcare y de la restauración en los que asegurar un entorno higiénico y libre de gérmenes y bacterias es imprescindible.

Una de las principales ventajas que presenta Krion® frente a otros materiales existentes en el mercado es su carácter bacteriostático sin aditivos. Aunque existen otros materiales que presentan cualidades antibacterianas, lo consiguen a base de combinar aditivos bactericidas en sus composiciones. El problema de este tipo de soluciones antibacterianas es que, con el tiempo, los aditivos pueden llegar a perder eficacia y los microorganismos patógenos se volverían inmunes y podrían crecer en la superficie. Esta resistencia de las bacterias no se da en superficies de Krion® ya que el material no posee aditivos de este tipo.

Propiedades bacteriosestáticas de Krion® que facilitan la ausencia de bacterias

La condición de Krion® como superficie no porosa contribuye a un entorno libre de bacterias y microorganismos debido a que la suciedad y las manchas no penetran en el mismo y así se impide la reproducción de estos patógenos en la superficie de Krion®. Esta casi nula proliferación de las bacterias favorece la creación de entornos asépticos que garantizan la salubridad del espacio en entornos médicos. En entornos gastronómicos, esta casi nula porosidad unida a la transformación del material sin juntas hace del mismos un aliado para este tipo de entornos tan especiales.

krion superficie bacteriostatica

Además, el material de PORCELANOSA Grupo es totalmente aséptico. Característica que, unida a la facilidad de limpieza, favorece su utilidad en espacios que requieren una higiene total.

Otras propiedades de nuestra solid surface que evitan la proliferación de microorganismos patógenos son la soldadura química entre las piezas y la posibilidad de curvarlas, que permiten crear superficies continuas sin juntas ni esquinas. Características que evitan la acumulación de microorganismos que contaminen espacios.

K·Life: el valor añadido de las soluciones bactericidas

Krion® K·LIFE 1100, contribuye a la no proliferación de los patógenos, convirtiéndole en una superficie aséptica gracias a su composición y propiedades. Todo esto unido a las propiedades anteriores, lo consagran como una superficie adecuada en entornos hospitalarios.

krion superficie bacteriostatica

Así, aunque todos los proyectos requieren una mínima seguridad de higiene, los valores que Krion® alcanza en términos de resistencia a agentes químicos y de limpieza lo convierten en la opción más eficiente y eficaz para entornos relacionados con la salud y la gastronomía. Y es que, la seguridad y salubridad que brinda a los usuarios son mayores que los que pueden ofrecer otros materiales como la madera, el cuarzo, el mármol o el granito.


Compartir: